La posición en primera línea de mar que dispone Camurí hace que cualquier mesa tenga vistas directas al Mediterráneo. Disponemos de zona cubierta de cristales para los días menos cálidos y de una amplia terraza al aire libre rodeada de palmeras y un ambiente balines que no te dejará indiferente